Peñoles vende mina a la canadiense Santacruz Silver Mining

miércoles 29 de julio de 2020

La transacción será a través de la subsidiaria de Peñoles, Minera Cedros, que arrienda la mina a Carrizal Mining, a su vez subsidiaria de Santacruz, desde hace 10 años.

Ciudad de México

Signum Research,Infosel.- Industrias Peñoles acordó la venta de Mina Zimapan, en el Estado de México, a la empresa canadiense Santacruz Silver Mining, por un monto estimado en 23.2 millones de dólares.

La transacción será a través de la subsidiaria de Peñoles, Minera Cedros, que arrienda la mina a Carrizal Mining, a su vez subsidiaria de Santacruz, desde hace 10 años, de acuerdo con un comunicado de la empresa canadiense.

“Esta sería una gran transacción transformadora para que Santacruz agregue la mina Zimapan a los proyectos mineros existentes de la compañía”, dijo Carlos Silva, director general de Santacruz Silver en el comunicado.

Añadió que con esta compra se espera que la empresa crezca para convertirse en un productor de plata de nivel medio.

El acuerdo contempla la venta de 34 concesiones mineras correspondientes a 5,139 hectáreas ubicadas a siete kilómetros del municipio de Zimapan, con zonas de plata, plomo, zinc y cobre, además de un molino con capacidad para procesar 75,000 toneladas al mes de estos metales.

También se añade la infraestructura superficial y subterránea que forman parte de las operaciones diarias de la mina.

El movimiento deberá concluirse antes del 15 de diciembre, dos semanas antes de que termine el contrato de arrendamiento entre Cedros y Carrizal, de lo contrario, esta última deberá pagar una tarifa adicional equivalente al 20% del precio de la compra.

Flujo operativo de Peñoles brilla en 2T20 El flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés) incrementó 44.7% a 266.5 millones de dólares en el segundo trimestre de 2020, comparado con el mismo periodo del año anterior.

“El costo de ventas disminuyó por menores costos de producción y de metal, debido a la reducción en la compra de materiales a terceros para su procesamiento en el negocio metalúrgico. De igual manera, los gastos operativos tuvieron descensos. Lo anterior contribuyó a mejorar la UAFIDA (EBITDA) en comparación al mismo periodo del año pasado”, detalló la empresa en su reporte.

No obstante las ventas de la minera se contrajeron 15% en el periodo, y solo sumaron 930.3 millones de dólares.

Además, tuvo una pérdida neta de la parte controladora de 158.1 millones de dólares en el periodo de abril a junio, con lo que profundizó sus pérdidas del igual trimestre de 2019, cuando perdió 6.7 millones.